Ejemplos de madera según su dureza

A lo largo de nuestra historia, la madera ha sido utilizada como material de construcción y también como combustible. Las maderas duras son aquellas que proceden de árboles de crecimiento que como consecuencia de su alta resistencia, por lo general se utilizan en la fabricación de muebles de gran calidad.

Ejemplos de madera según su dureza, detallando sus características principales

Ejemplos de madera

Roble

Se trata de una madera que se caracteriza por tener un color pardo algo amarillento y que en la actualidad es una de las maderas duras más valoradas en el mercado. Es un ejemplo de madera que destaca por su resistencia y también por ser muy duradera. Por lo general es empleada en la fabricación de muebles de gama alta.

Nogal

Esta madera se caracteriza por tener un color entre café oscuro y rojizo, aunque en realidad su color varia de una especie a otra. Se le considera como una de las maderas más duras ya que su duramen, que es la porción central del tronco, tiene la capacidad de soportar un largo periodo de tiempo en condiciones no favorables para su conservación.

Cerezo

Este también es otro ejemplo de maderas resistentes, el cual procede de las áreas del sur y el centro de Europa,aunque también se le encuentra en el oeste de Asia. Lo que destaca a este tipo de madera es que tiene una alta resistencia a la flexión estática, además que también tiene una alta elasticidad, sin mencionar su resistencia a la comprensión. Además de tener un uso ornamental, se utiliza frecuentemente en muebles, ebanistería, puertas de madera, muebles curvados, chapas decorativas, etc.

Olivo

En este caso se trata de un ejemplo de madera según su dureza, que se destaca por su color verde ocre,que con el paso de los años se oscurece y adquiere tonalidades más hermosas. La madera de olivo tiene vetas muy irregulares, además de un tronco nudoso; tiende a agrietarse, por lo cual es difícil de aserrar, no obstante una vez que esta aserrada, es fácil trabajar con esta madera. Se obtienen acabados muy lisos, con un excelente brillo natural y por supuesto es duradera y resistente.

Encina

La madera de encina es uno de los ejemplos de maderas según su dureza, que destaca porque sus usos son muy variados y además es altamente resistente. La encina es una madera que tiene un color rojizo en el duramen y un color blanquecino en la albura. Es una madera dura y relativamente complicada de trabajar. Igualmente destaca porque tiene una gran resistencia a la putrefacción.

Olmo

Se trata de una madera que cuenta con anillos de crecimiento perfectamente marcados, además de que tiene una textura gruesa y un grano irregular. No solo eso, esta madera tiene un color amarillo pardo en la albura y color marrón en el duramen. Algo interesante de esta madera es que la luz la oscurece, lo que hace que con el tiempo alcance tonalidades grises. El olmo es una madera fácil de trabajar, además de que se pueden conseguir excelentes acabados y encolados.