Ejemplos de lenguaje coloquial

El lenguaje coloquial es aquél que suele usarse en situaciones cotidianas y con personas de un entorno familiar, suele usarse con mucha frecuencia en situaciones informales y es considerada una de las formas de expresión más comunes de personas de todos los países, se puede considerar como lo contrario de la lengua literaria o aquella que requiere de un estilo docto y formal, este tipo de lenguaje se caracteriza por ser muy sencillo y no necesariamente se ajusta a las normas gramaticales y lingüísticas, no suelen incluir tecnicismos y surge de forma espontánea entre las personas que entablan una conversación cotidiana ya sea en el trabajo, en el hogar, en las calles y momentos y lugares similares.

Básicamente lo que se busca con el lenguaje coloquial es transmitir de la forma más sencilla y práctica aquello que se piensa en el momento de decirlo, sin perder la naturalidad y fluidez, también deja de lado la retórica por lo mismo señalado antes ya que se busca usar términos y expresiones fácilmente entendibles dentro del habla cotidiana. Este tipo de lenguaje a excepción de temas de ciencia es aceptado por academias oficiales de lengua como es la RAE la cual incluso con el paso de los años ha comenzado a adoptar términos usados en este tipo de lenguaje, es importante señalar que debido a la espontaneidad y familiaridad con la que se usa pueden existir errores cayendo en el lenguaje vulgar, además a pesar de su informalidad no son aceptados los errores fonéticos.

Ejemplos de lenguaje coloquial

Ejemplos de lenguaje coloquial:

  1. “Son uña y mugre” (son amigos íntimos).
  2. “¡Ponte las pilas!”.
  3. “¡Cambia esa cara!”.
  4. “Esos efectos especiales son muy chafas” (son malísimos).
  5. “¡Que chévere!”.
  6. “Que juego tan monce” (aburrido).