Ejemplos de fracciones impropias

Las fracciones impropias son aquellas en las que el numerador, es decir el número que va en la parte de arriba es igual o mayor que el denominador que es el número que va en la parte baja, cuando ocurre esto entonces ya se considera que se trata de una fracción impropia, además esto implica que cuando se procede con la operación de dividir ambos números el resultado que se obtiene será siempre igual o mayor a la unidad. Hay que recordar que al hablar de fracciones estamos ante la relación proporcional entre dos números y en este tipo en particular también se puede encontrar una característica que es que el numerador será siempre mayor al denominador y esto hace que se pueda representar mediante la unión de un número entero y otro fraccionario menor a 1.

Es necesario tener en cuenta que al mencionar que se trata de una unión o combinación se debe a que la representación de estas fracciones se hacen colocando el número entero y justo en su parte derecha el número fraccionario, en la forma estricta se debería colocar el signo + entre ambos pero usualmente no se cumple esto, también hay que considerar que los números que se componen por un número entero y una fracción son llamados números mixtos.

Usualmente cuando una fracción impropia se transforma en un número mixto solo se debe descomponer el numerador, esto hace que pueda ser divisible por el denominador y el resultado de esta operación será un número entero. Existe otra característica de este tipo de fracciones y es que cuando se multiplican dos o más fracciones impropias siempre dará otra impropia, pero cuando se realiza una división el resultado dependerá del número que tiene como dividendo y el divisor, cuando el primero es mayor que el segundo será una fracción impropia pero si el segundo es mayor la fracción será propia.

Ejemplos de fracciones impropias

Ejemplos de fracciones impropias:

  1. 4/3
  2. 7/3
  3. 6/4 = 3/2
  4. 93/44
  5. 100/99
  6. 77/10
  7. 74/54 = 37/27

Referencias: Ejemplos.co

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *