Ejemplos de textos literarios

Los textos literarios son aquellos en los que el objetivo principal es el uso del lenguaje en su forma poética ya que de esta manera y gracias a que añade estilo, belleza y recursos literarios se puede crear universos ficticios y mundos que solo pueden crearse en la imaginación, en este tipo de textos se puede reconocer características del lenguaje como son la creatividad, figuras literarias así como recursos narrativos, descriptivos, diálogos y argumentos para permitir que el lector se identifique con la historia y pueda sentir el mensaje que se está transmitiendo.

En los textos literarios se da mucha prioridad al uso correcto del lenguaje ya sea de forma hablada o escrita. el autor aplica elementos orientados al arte y la estética y se da pie a que el lector pueda añadir por cuenta propia diferentes tipos de interpretaciones a lo que se ha descrito en el texto. Muchos autores hacen uso de lo que se conoce como intención comunicativa estética ya que el objetivo principal es narrar una historia de forma artística, se puede destacar también elementos como mundos propios que básicamente son escenarios reales o ficticios en los que el escritor usa diversos recursos para reflejar estos mundos y que el lector pueda hacer uso de su imaginación para recrearlos, otro punto importante es la originalidad y en base a esto es que se puede crear nuevos mundos totalmente creados en la mente del autor.

Existen textos literarios muy populares en la actualidad, entre ellos se puede mencionar las novelas, cuentos, leyendas, poesías, fábulas y otros similares.

Ejemplos de textos literarios

Ejemplos de textos literarios:

  1. “Las caras rojas, barnizadas por el sol, brillaban con el reflejo de las llamas del hogar: los cuerpos rezumaban el sudor de la penosa jornada, saturando de grosera vitalidad la atmósfera ardiente de la cocina, y a través de la puerta de la masía, bajo un cielo de color violeta en el que comenzaban a brillar las estrellas, veíanse los campos pálidos e indecisos en la penumbra del crepúsculo, unos segados ya, exhalando por las resquebrajaduras de su corteza el calor del día, otros con ondulantes mantos de espigas, estremeciéndose bajo los primeros soplos de la brisa nocturna.”  (El Establo-Eva De Vicente Blasco Ibáñez)
  2. “El lugar de mi nacimiento es Buenos Aires; mis padres, don Domingo Belgrano y Peri conocido por Pérez, natural de Onella, y mi madre, doña María Josefa González Casero, natural también de Buenos Aires. La ocupación de mi padre fue la de comerciante, y como le tocó el tiempo del monopolio, adquirió riquezas para vivir cómodamente y dar a sus hijos la educación mejor de aquella época.
    Me proporcionó la enseñanza de las primeras letras, la gramática latina, filosofía y algo de teología en el mismo Buenos Aires. Sucesivamente me mandó a España a seguir la carrera de las leyes, y allí estudié en Salamanca; me gradué en Valladolid, continué en Madrid y me recibí de abogado en la cancillería de Valladolid.” (Autobiografía-Manuel Belgrano)

Visto en Reglasespanol.about.com

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *