Ejemplos de sufijos

Los sufijos son morfemas que se añaden a la raíz o lexema de una palabra para modificar o crear una nueva palabra cambiando el significado de la misma. Como sucede con los prefijos, los sufijos no son palabras sino elementos conformados por letras y están clasificadas dentro de los afijos y son usados en la gramática, la diferencia que tienen con respecto a los prefijos es que pueden ser flexivos.

Los sufijos pueden dar lugar a otras palabras y debido a la gran cantidad de elementos que suponen estos puede darse origen a palabras despectivas, diminutivas o aumentativas. Los sufijos también se caracterizan por llevar el golpe de voz o el acento en la palabra y el rango gramatical puede ser variable, también puede variarse el género de los sustantivos. Los sufijos flexivos son aquellos que pueden ser añadidos a otros sufijos y no crean nuevas palabras necesariamente y tampoco alteran la categoría gramatical de la palabra al ser agregada.

Ejemplos de sufijos

Ejemplos de sufijos:

Ejemplos de sufijos: Niño – niñato.

Ejemplos de sufijos: Casa – Casona.

Ejemplos de sufijos: Pelota – Pelotita.

Ejemplos de sufijos: Florero – florerito.

Ejemplos de sufijos: Callado – calladito.

Ejemplos de sufijos: Nariz – narizota.

Ejemplos de sufijos: Gente – gentuza.

Ejemplos de sufijos: Rico – ricachón.

Ejemplos de sufijos: Pecar – pecador.

Ejemplos de sufijos: Estudiar – estudiante.

Ejemplos de sufijos: Mujer – mujercita.

Ejemplos de sufijos: Taza – tazón.

Ejemplos de sufijos: Pan – panetón.

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • ejemplos de sufijos
  • sufijos de jardín
  • www manualidades photos/ejemplosorg/uploads/2015/06/prefijos jpg
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *