Ejemplos de quiasmo

El quiasmo es una figura retórica que consiste en la repetición de términos iguales en una misma oración pero en un orden cruzado o invertido donde se respeta la simetría, el uso de esta figura permite darle un significado especial a la frase además de darle énfasis a la idea dado que la repetición de estas estructuras gramaticales generan una mayor impresión y se presta a que el lector u oyente reflexione acerca del mensaje transmitido.

El quiasmo es una forma de paralelismo que tiene la característica de repetir elementos mostrados en un orden opuesto que se puede asemejar a un reflejo, de esta forma se da un valor mayor a la idea principal, esta figura literaria es muy efectiva en el campo de la pedagogía y a la vez como elemento didáctico ya que permite analizar una situación desde un punto de vista muy distinto a lo común, se usa en muchos campos como es la política, la filosofía, la literatura y también en el argot popular por lo que también es frecuente verlo en chistes, refranes y en el sentido del humor cotidiano.

Ejemplos de quiasmo

Ejemplos de quiasmo:

Ejemplos de quiasmo: Cuando tenía dinero, no necesitaba nada… ahora que no tengo necesito todo.

Ejemplos de quiasmo: No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por él.

Ejemplos de quiasmo: Cuando trato de recordar no puedo, pero cuando recuerdo lo he hecho sin intentar.

Ejemplos de quiasmo: Muchos de los que viven merecen la muerte, muchos de los que mueren merecen vivir.

Ejemplos de quiasmo: Cuando quiero llorar, no puedo, pero muchas veces lloro sin querer.

Ejemplos de quiasmo: Ni son todos los que están, ni están todos los que son.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *