Ejemplos de Quemaduras

Seguro en muchas ocasiones escuchaste lo siguiente “no juegues con fuego” y es que muchas veces sin hacerlo apropósito ocurre. Quemarse además de resultar ser un problema incómodo que va directamente a afectar nuestra piel, también hay diferentes tipos. Por eso es que para este día queremos hablarte sobre los ejemplos de quemaduras. Comprendiendo esto, detectarás a tiempo si sufres algún percance que haga que nuestra piel esté expuesta a sufrir una quemadura.

Ejemplos de quemaduras y sus tipos

Las quemaduras se dividen en 3 categorías que son: primer, segundo y tercer grado. Cada una es más peligrosa que la anterior. Es importante señalar que hay muchos causantes que pueden provocar una quemadura, desde la exposición al fuego, químicos u otro tipo de materiales que hay.

Quemaduras de primer grado: Es el tipo de quemadura más común y sólo afecta en la zona más superficial de nuestra piel. El enrojecimiento en la piel, es un claro detonante y la picazón nos indican que se sufrió una quemadura de este grado. Ejemplo: quemarse el dedo con un cerillo.

Quemaduras de segundo grado: Superan la capa de piel más superficial, este tipo de quemadura provoca la aparición de ampollas. Ejemplo: quemarse con agua caliente.

Quemaduras de tercer grado: Es una de las quemaduras más peligrosas que existen y que exponen diferentes zonas de la piel, incluso, puede afectar hasta los músculos y articulaciones. Ejemplos: Quemarse con químicos industriales.

Es importante añadir que con cada uno de estos ejemplos de quemaduras es recomendable acudir con un médico.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *