Ejemplos de marcas de coches deportivos

El mundo del motor ha dado a lo largo de la historia una serie de marcas a las que todo el mundo considera como sinónimos de velocidad, seguridad, lujo y deportividad. Vamos a considerar algunas de estas.

En primer lugar podemos empezar con Ferrari, marca italiana que se centra en la creación de coches de alto lujo, gran deportividad y que se identifican fácilmente por su escudo en el que se nuestra un caballo sobre sus patas traseras. Todas las piezas de estos vehículos son fabricadas a mano, por lo que se trata de modelos con un precio muy alto y una producción muy limitada.

Un segundo ejemplo, en este caso sinónimo de seguridad, es la marca sueca Volvo, que se definió durante muchos años por una estética más bien poco cuidada pero por una robustez y una resistencia a los impactos que hizo circular la leyenda de que si chocara de frente contra un camión a una elevada velocidad, el camión se partiría en dos mientras que la estructura del Volvo apenas sufriría daños.

Como ejemplo de automóvil de gran lujo podemos hablar de los ingleses Rolls Royce, hoy Bentley, coches que según otra posible leyenda cada año invitan a sus propietarios a pasar una semana en sus talleres centrales, razón por la cual las tres cuartas partes de los modelos siguen en el estado de nuevos en el que se encontraban al salir de la fábrica.

Y no podemos dejar de hablar de coches sin mencionar aunque sea por unos instantes a otras marcas de prestigio como las alemanas BMW o Mercedes Benz, o la americana Mustang, que en realidad se trata de una línea de fabricación de la marca que inventó el coche fabricado en serie gracias a la cadena de montaje, Ford.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *