Ejemplos de leísmo

El leísmo es un fenómeno que ocurre en la gramática y ocurre cuando se utiliza “le” en lugar del pronombre lo o los, es conocido también como un tipo de desviación en el uso de las normas para el uso de los pronombres, esta incorrecta forma de usar la gramática está vinculada también con el uso de “la” y “lo” que vendrían a ser el laísmo y loísmo respectivamente.

Este fenómeno está considerado como incorrecto sin embargo la Real Academia de la Lengua acepta el uso del leísmo en el género masculino singular con la salvedad de que sólo se puede aplicar en personas mas no en animales u objetos, en este caso se le conoce como “leísmo de cortesía” ya que se suele usar cuando se trata a una persona de usted. El leísmo tiene lugar cuando se habla en tercera persona y resulta muy difícil que esto ocurra en primera y segunda persona, este fenómeno se puede ver en el idioma español en muchas partes de España y países de Sudamérica y Centroamérica.

Ejemplos de leismo

Ejemplos de leísmo:

Ejemplos de leísmo: A José le encontraron robando una manzana.

Ejemplos de leísmo: Mi madre llegó tarde, pero no le vi.

Ejemplos de leísmo: Paulo les saludó a todos.

Ejemplos de leísmo: ¿le puedo pedir un favor?

Ejemplos de leísmo: María le llamó a su papá por teléfono.

Ejemplos de leísmo: Busqué a mi prima en la escuela pero no le encontré.

Ejemplos de leísmo: Le miré a los ojos y parecía que había llorado.

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • ejemplos de leismo
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *