Ejemplos de laísmo

El laísmo se puede definir como un fenómeno que se da en la gramática dentro del idioma español y ocurre cuando los pronombres personales “la” y “las” como objeto directo, lo correcto en esos casos es usar los pronombres personales átonos de complemento indirecto “le” y “les”, con respecto a esto existen ciertos dialectos en los cuales se puede ver con mayor frecuencia como en algunos madrileños y otros correspondientes a la península ibérica, por su parte la RAE se muestra en contra de este uso incorrecto del lenguaje y de hecho es considerado un vulgarismo y no se puede considerar como una forma de usar el idioma español correctamente.

Sobre los orígenes de este fenómeno gramatical muchos expertos afirman que pudo producirse durante la edad media cuando hubo una tendencia muy arraigada de borrar todos los casos latinos, por otro lado existen algunas variantes del laísmo en el que la diferencia del acusativo y el dativo se neutralizan, para ser más exactos este fenómeno tuvo su origen en Castilla durante la edad media y se volvió muy frecuente al igual que el caso de otros fenómenos similares como son el leísmo y el loísmo.

Como dijimos antes el laísmo es muy frecuente en el dialecto madrileño, también en zonas centrales y del norte occidental de Castilla, provincias como Salamanca y algunas zonas de Cáceres de León, se puede ver en menor medida en Cantabria. También es importante señalar que existen algunos verbos en los que al laísmo se puede encontrar con mayor frecuencia, son tales como los verbos: decir, gustar, dar, contar, quitar, escribir, preguntar y otros.

Ejemplos de laismo

Ejemplos de laísmo:

  1. A mi prima la gusta comer en la cama.
  2. Fui claro cuando la dije que se ponga a estudiar.
  3. Las dí unos obsequios a mis sobrinas.
  4. A mi amiga la dolía el estómago.
  5. La dijo que limpiara su habitación.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *