Ejemplos de kitsch

El término kitsch es de origen alemán y significa “cursi, de mal gusto” y se usa con mucha frecuencia en el ámbito artístico para referirse a objetos que carecen de calidad y su autenticidad está en entredicho, generalmente se dirige a grandes grupos de personas que los pueden adquirir por precios muy por debajo del valor real. Estéticamente son de mal gusto y aunque la intención sea ofrecer una aparente calidad y buen estilo pueden caer en modas pasadas y en estilos artísticos que ya no se usan en la actualidad.

El kitsch es considerado como algo que no tiene relación con el arte y que de hecho es lo contrario, para muchos puristas del arte este término es el reflejo de una estética inexistente y la persona que se encarga de elaborar la obra se enfoca en el producto final generando un resultado regular en lugar de buscar un producto de alta calidad y que el proceso tenga que durar más de lo normal buscando así cuidado especial en todo detalle; de forma más directa se explica que todo arte que se considere kitsch solo busca obtener dinero y no reflejar una historia o una reflexión por parte del público.

En la actualidad el kitsch es algo que se evita por parte de artistas ya que está mal visto pues se le considera como una farsa y práctica poco ética en el mundo del arte sin embargo existe otro grupo de especialistas que están evaluando este estilo para determinar si realmente se puede considerar como una forma de expresión propia y no tiene relación con el arte.

Ejemplos de kitsch:

  • Ejemplos de kitsch
  • Ejemplos de kitsch
  • Ejemplos de kitsch
  • Ejemplos de kitsch

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • ejemplos de arte kitchs
  • ejemplos de kitsch
  • ejemplos obras kitsch
  • kitsch ejemplos
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *