Ejemplos de inquilinismo

El inquilinismo es un término usado en el campo de la zoología y se define como un tipo de relación que se establece entre organismos de diferentes especies, aunque a diferencia de otros casos similares que ya hemos visto antes en este caso la relación se da cuando un ser vivo busca a otro específicamente para habitar dentro de él, busca un refugio o guarida, un claro ejemplo puede ser el de algunos insectos que buscan escondites de ratones campesinos para habitar en dichos lugares y alimentarse de residuos, hongos y otros insectos.

En el inquilinismo el animal que busca refugio se denomina inquilino y necesita para su supervivencia un lugar que pueda convertirse en su hábitat y como dijimos es diferente a otros casos como el comensalismo debido a que en este caso un ser vivo se alimenta de los deshechos del otro que vendría a ser el huésped, en el caso de la simbiosis dos organismos se relacionan para obtener un beneficio mutuo mientras que en el caso que tocamos hoy el ser que hace las veces de huésped no obtiene ningún beneficio pero tampoco sufre ningún perjuicio.

Este vínculo entre seres vivientes se resumen en que uno de ellos busca guarida dentro del hábitat de otro pero no le causa ningún daño, únicamente usa esto como protección y lugar para vivir, se dan muchos casos en la naturaleza tanto el el mundo marino, el mundo de los insectos, las plantas y mamíferos.

Ejemplos de inquilinismo

Ejemplos de inquilinismo:

  1. El pájaro carpintero.
  2. Algunas especies de arañas que usan los huecos de árboles para hacer sus telarañas.
  3. El cangrejo ermitaño.
  4. Ratones y ratas, en ciertos casos se consideran inquilinos ya que habitan en casas descuidadas y afectan al ser humano pero de forma indirecta.
  5. Las orquídeas.

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • ejemplos de inquilinismo
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *