Ejemplos de homógrafos

Los homógrafos son palabras que tienen la característica de escribirse igual pero tienen un significado totalmente diferente, la igualdad no solo es en la escritura sino también en la pronunciación de dichas palabras. En la actualidad los homógrafos se aceptan y están incluidos dentro de la Real Academia de la lengua española y se puede encontrar en el diccionario donde es posible ver sus diferentes significados.

Es de tener en cuenta que las palabras homógrafas en muchas ocasiones necesitan del entendimiento de las personas que las usan para poder diferenciarlas dentro del contexto en que son usadas ya que oficialmente no existen reglas para distinguir dichas palabras, es precisamente el contexto en que se usan lo que les da el significado.

Ejemplos de homografos

Ejemplos de homógrafos:

Ejemplos de homógrafos: Abanico (objeto para ventilarse) – abanico (grupo de ideas u opciones)

Ejemplos de homógrafos: Derecho (erguido) – derecho (privilegio de ley)

Ejemplos de homógrafos: Alicante (especie de serpiente venenosa) – alicante (ciudad española)

Ejemplos de homógrafos: Amo (dueño de un animal) – amo (del verbo amar)

Ejemplos de homógrafos: Lima (capital de Perú) – lima (fruta)

Ejemplos de homógrafos: Balde (recipiente de agua) – balde (en vano)

Ejemplos de homógrafos: Bala (proyectil) – bala (del verbo balar)

Ejemplos de homógrafos: Cólera (enojo) – cólera (enfermedad intestinal)

Ejemplos de homógrafos: Chile (País de Sudamérica) – chile (fruta picante)

Ejemplos de homógrafos: Diestro (persona que usa la mano derecha) – diestro (hábil o capaz en determinada tarea o acción)

Ejemplos de homógrafos: Granada (arma de guerra) – Granada (ciudad española)

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *