Ejemplos de hiperonimia

La hiperonimia es un término que en el idioma español se refiere a palabras que semánticamente tienen un vínculo con otras que tienen un significado más exacto, específico y que pueden ser reemplazadas por el hiperónimo, en este caso las palabras que cuentan con las características que abarca determinado término se denominan hipónimos. La relación entre los hiperónimos y los hipónimos es de carácter jerárquico ya que el segundo se considera como un término subordinado.

Para que se entienda mejor un ejemplo de la hiperonimia es el caso de la familia de los felinos, el término felinos es hiperónimo de gatos, tigres, leones, pumas y demás animales de esta familia siendo de esta manera hipónimos de “felinos”. La hiperonimia tiene un uso muy común en lo que se llama lexicografía por lo que los diccionarios son una fuente muy amplia de este tipo de términos, por otro lado se puede diferenciar de la sinonimia y antonimia por el hecho de que en la hiperonimia se establece una relación direccional y de jerarquía.

Ejemplos de hiperonimia

Ejemplos de hiperonimia:

Ejemplos de hiperonimia: Flor (rosa, clavel, tulipán, margarita, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Mamífero (perros, gatos, ratones, elefantes, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Embutido (salchicha, morcilla, jamón, paté, chorizo, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Deporte (fútbol, tenis, béisbol, voleibol, golf, baloncesto, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Centro comercial (tiendas, restaurantes, cafés, cines, zapaterías, joyerías, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Profesional (médico, ingeniero, abogado, arquitecto, programador, analista, psiquiatra, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Cocina (Horno, sartén, platos, cuchillos, lavaplatos, microondas, Etc.)

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *