Ejemplos de Grafema

 

¿Qué es un grafema?

Un grafema es la unidad mínima del lenguaje sin sentido propio del sistema de escritura dentro de un idioma determinado. Por ejemplo, los grafemas P – E – R – A son necesarios para formar la palabra “pera” cuyo significado es una fruta.

 

Los grafemas nos permiten distinguir un signo lingüístico de otro diferente y esto, desde el punto de vista de la escritura, es indispensable para poder diferenciar cuándo una palabra se escribe de determinada manera y no de otra. De este modo, y gracias al estudio de los grafemas, es viable reconocer que caballo se escribe con “B” y “LL” y no con “V” e “Y”, por ejemplo.

 

Además, estos nos ayudan a diferenciar aquellas palabras que suenan fonéticamente similares unas de otras pero que en su escritura se puede diferenciar no solo de los grafemas que usa, sino también del concepto.

 

El grafema y el fonema

En muchas palabras, a cada grafema le corresponde un fonema. Sin embargo, no siempre a un grafema le corresponderá un fonema. Por ejemplo, la palabra CHANCHO posee la “CH” que suena como un único fonema, aunque contiene dos letras o grafemas; la “C” y la “H”. Si tuviéramos que dividir la palabra “chancho” en grafemas sería de la siguiente manera:

C – H – A – N – C – H – O

Obteniendo así 7 grafemas o letras. Pero si tuviéramos que descomponerla en fonemas tendríamos:

CH – A – N – CH – O (5 fonemas)

 

Es decir, que dicha palabra tiene 7 grafemas y 5 fonemas. A 1 fonema compuesto por 2 grafemas, como en este caso, se le llama dígrafo.

 

Secuencialidad de los grafemas

Los grafemas se presentan de forma secuencial dentro de la escritura; para decir la palabra “CASA” es necesario primero escribir la “C”, luego la “A”, a continuación la “S” y finalmente repetir el grafema “A”.

 

Las marcas diacríticas

También son grafemas los acentos o tildes que en el idioma español se colocan arriba de las vocales; á, é, í, ó, ú porque cuando estos aparecen modifican el sentido de una palabra. Por ejemplo, no es lo mismo “púlpito” que “pulpito”. En este caso el elemento diferenciador no es una letra, pero sí es la tilde. Entonces, son grafemas las letras, pero también lo son las marcas diacríticas como las tildes, diéresis, etc.

 

Los fonemas y grafemas en otros idiomas

Si bien el idioma español posee una ortografía fonológica abundante, esto no ocurre en todos los idiomas de igual modo. Así, por ejemplo, la escritura china se aleja bastante y no tiene una correspondencia “grafema – fonema” cuantiosa, como sí sucede en la ortografía española.

7 Ejemplos de Grafema

A continuación, se ejemplificará cómo 1 solo grafema (marcado en negritas) modifica por completo el sentido de una palabra.

  1. Casa – Caza
  2. Costa – Costo  
  3. Manta – Manto
  4. Nudo – Pudo
  5. Pala  – Pasa – Pata – Pasa
  6. Pasta – Basta – Hasta
  7. Puerto – Puerta

 

20 Ejemplos de grafemas en marcas diacríticas

  1. Barrio – barrió
  2. Célebre – celebre
  3. Cómo – como
  4. Cuándo – cuando
  5. Cuánto – cuanto
  6. Dónde – donde
  7. Él – el
  8. Ése – ese
  9. Mamá – mama
  10. Más – mas
  11. Papá – papa
  12. Pasó – paso
  13. Práctica – practica
  14. Público – publico
  15. Púlpito – pulpito
  16. Quién – quien
  17. Se – sé
  18. Té – te
  19. Tráfico – trafico
  20. Tú – tu