Ejemplos de gerundio

El gerundio es una forma en la que se conjuga el verbo y que tiene la característica principal de no especificar el tiempo en el que se realiza una acción, tampoco indica un modo, cantidad o persona. Es una variación del verbo pero que cumple una función adverbial, es una forma no personal del verbo, el gerundio tiene lugar cuando se agrega un lexema de verbos que corresponden a los infinitivos y que tienen terminación en “ar” y a la vez llevan el sufijo “ando”, por otro lado también están los que llevan las terminaciones “er” e “ir” y los sufijos e dichos casos son “iendo” y “yendo”, es muy común verlos al lado del verbo estar.

Los gerundios suelen usarse para expresar la prolongación de un verbo dentro de un lapso de tiempo, se pueden clasificar en dos tipos: El gerundio simple es el que señala una acción que tiene simultaneidad con respecto al tiempo del verbo que se encuentra en la oración, el segundo es el gerundio compuesto es aquél que se usa para determinar una acción que tiene lugar antes del verbo principal.

Ejemplos de gerundio

Ejemplos de gerundio:

  1. Manuel está corriendo.
  2. María está leyendo una revista.
  3. Estoy haciendo mi tarea.
  4. La abuela se salvó saltando por la ventana.
  5. Estuvo riendo durante toda la película.
  6. Ese perro estaría ladrando si no le hubieran dado de comer.
  7. Nos topamos caminando por la calle.
  8. El bebé estaba llorando.

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • ejemplos de gerundio
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *