Ejemplos de gentilicios

Los gentilicios son nombres y adjetivos usados para referirse al lugar al cual pertenecen las personas, su origen o nacionalidad y también se aplica para regiones, provincias, pueblos y otro tipo de lugares. Los gentilicios son conocidos también como demónimo y en ocasiones se pueden usar a manera de sustantivo por ejemplo al referirse a determinada persona usando solo su gentilicio para reconocerla como puede ser “el italiano”.

La palabra gentilicio tiene su origen en la palabra en latín “gentilitius”, pueden tener género y cantidades y el nombre resulta una derivación del lugar y los sufijos que se usan pueden ser: “ano”, “és”, “eco”, “ense”, “iego”, “ota”, “án”, “asco”, “eo”, “aíno” entre varios más, los gentilicios pueden ser regulares e irregulares siendo éstos últimos donde la palabra cambia por completo por lo que no es una derivación del lugar como puede ser Aguascalientes – hidrocálidos.

Ejemplos de gentilicios

Ejemplos de gentilicios:

Ejemplos de gentilicios: Canadiense.

Ejemplos de gentilicios: Estadounidense.

Ejemplos de gentilicios: Mexicano.

Ejemplos de gentilicios: Colombiano.

Ejemplos de gentilicios: Francés.

Ejemplos de gentilicios: Irlandés.

Ejemplos de gentilicios: Norcoreano.

Ejemplos de gentilicios: Alicantino.

Ejemplos de gentilicios: Salmantino.

Ejemplos de gentilicios: Argentino.

Ejemplos de gentilicios: Brasileño.

Ejemplos de gentilicios: Limeño.

Ejemplos de gentilicios: Quiteño.

Ejemplos de gentilicios: Salvadoreño.

Ejemplos de gentilicios: Japonés.

Ejemplos de gentilicios: Milanés.

Ejemplos de gentilicios: Venezolano.

Ejemplos de gentilicios: Dominicano.

Ejemplos de gentilicios: Camboyano.

Ejemplos de gentilicios: Afgano.

Ejemplos de gentilicios: Australiano.

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • gentilicios irregulares
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *