Ejemplos de eufemismos

Los eufemismos son palabras o frases que se usan con el objetivo de reemplazar a otras que puedan ser consideradas como ofensivas, de mal gusto o que podrían resultar insultantes para la persona a la que va dirigida o a cualquiera que pueda escucharla. Dichas palabras se sustituyen por otras que sean políticamente correctas, palabras que no cambien la idea o lo que se trate de expresar pero que sean menos agresivas o groseras al decirlas.

Los eufemismos normalmente son usados en el lenguaje cotidiano y en situaciones en las que se haga referencia a nombres sagrados, también se usa para sustituir palabras ofensivas y en estos casos puede hacerse uso del sentido del humor para aligerar lo que se quiere expresar, se pueden usar para evitar las blasfemias o palabras que puedan sonar mal. Frecuentemente se usan en el campo de las relaciones internacionales y en la política ya que lo que se busca es evitar rechazo, problemas o conflictos.

Ejemplos de eufemismos

Ejemplos de eufemismos:

Ejemplos de eufemismos: Interrupción del embarazo (aborto)

Ejemplos de eufemismos: Pasado de copas (borracho)

Ejemplos de eufemismos: Invidente (ciego)

Ejemplos de eufemismos: Adulto mayor (anciano)

Ejemplos de eufemismos: Persona pequeña (enano)

Ejemplos de eufemismos: Robusto, llenito (gordo)

Ejemplos de eufemismos: Enfermo mental (loco)

Ejemplos de eufemismos: Centro de salud mental (manicomio)

Ejemplos de eufemismos: País en vías de desarrollo (país pobre)

Ejemplos de eufemismos: Camposanto (cementerio)

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *