Ejemplos de epíteto

El epíteto es una figura retórica que consiste en agregar adjetivos o participios que tienen como función hacer énfasis en determinadas características y cualidades de un sustantivo que puede ser un personaje, un objeto o una idea. Este recurso suele ser frecuente en personajes históricos, deportistas, celebridades o cualquier persona que sea reconocida por destacarse en algo, el adjetivo se puede agregar antes o después del sustantivo.

El epíteto puede cambiar el sentido de una oración ya que por lo general los adjetivos usados resultan innecesarios en el sentido de que no aportan información nueva a la oración, este recurso es una figura de acumulación y corresponde a las figuras de pensamiento y tuvo un uso muy extendido durante la literatura del renacimiento.

Ejemplos de epíteto

Ejemplos de epíteto:

Ejemplos de epíteto: Isis, la gran diosa madre.

Ejemplos de epíteto: Jesús Cristo, Cristo Jesús.

Ejemplos de epíteto: La noche oscura me ponía triste.

Ejemplos de epíteto: La hierba verde adornaba todo el jardín.

Ejemplos de epíteto: La sangre roja manchaba todo el piso.

Ejemplos de epíteto: El frío hielo comenzó a derretirse gracias al caluroso sol.

Ejemplos de epíteto: El fuerte luchador noqueó a su adversario.

Ejemplos de epíteto: El acaudalado empresario compró una enorme mansión.

Ejemplos de epíteto: Las aguas azules del mar caribeño.

Ejemplos de epíteto: Las ligeras alas de las aves.

Ejemplos de epíteto: La blanca y fría nieve cubría las calles.

Los visitantes han llegado aquí buscando:

  • epitetos de sangre
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *