Ejemplos de dietas blandas

Las dietas blandas son un tipo de dieta que se elabora frecuentemente por especialistas en campos de la salud con el fin de ayudar en la recuperación de pacientes tras una intervención quirúrgica o durante un tratamiento enfocado al aparato digestivo aunque puede usarse en otros casos. Como su nombre indica este tipo de alimentación se basa en la ingesta de alimentos que resulten fáciles de masticar y que su digestión requiera de un esfuerzo mínimo para los músculos del sistema digestivo y esto implica la ausencia de alimentos con alto contenido de grasas, azúcar, condimentos y otros elementos que puedan causar algún tipo de irritación en el aparato digestivo.

Las dietas blandas suelen incluir alimentos con alto contenido de fibra como son las frutas y verduras, semillas, menestras y cereales, también se encuentran los alimentos con buen contenido de proteínas como la carne, huevos, pescado, productos lácteos, sopas y en cierta medida postres, es indispensable también las bebidas como infusiones y agua, se excluyen totalmente bebidas gaseosas, café y alcohol.

Es importante señalar que estas dietas a diferencia de las demás que por lo general están enfocadas al adelgazamiento y complemento para ejercicios y la práctica de deportes, ésta en particular tiene el objetivo de reforzar los órganos internos que han pasado por una etapa sensible tras alguna enfermedad y en su mayoría suelen ser controladas por médicos y nutricionistas para evitar el mal uso de estas dietas que pueden acarrear efectos negativos en la salud. Existe dos tipos principales que son las dietas blandas astringentes que están indicadas para tratar problemas de tipo gástrico y diarrea mientras que las dietas blandas por disfagia son aquellas indicadas para tratar problemas relacionados a la ingesta de alimentos sólidos.

Ejemplos de dietas blandas

Ejemplos de dietas blandas:

  1. Leche.
  2. Sopa con fideos.
  3. Sopa de cebollas.
  4. Puré de papas.
  5. Batidos.
  6. Carnes magras.
  7. Arroz blanco.
  8. Pastas y fideos.
  9. Puré de manzana, albaricoque, cereza, ensalada de frutas, ciruelas.
  10. Pan de trigo, centeno, galletas, cereales.
  11. Miel, jaleas y mermeladas.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *