Ejemplos de anáfora

La anáfora es una figura retórica en la cual se repite una palabra dos o más veces al principio de una frase u oración, cuando se hace uso de esta figura literaria haciendo referencia a una cosa o persona se requiere del uso de pronombres como él, ella, aquél, aquello, éste, quién, Etc.

La anáfora permite dar un mayor énfasis y ritmo a las palabras usadas en una oración, esta figura que corresponde a las figuras de dicción se usa frecuentemente en publicidad aunque también es común su uso en géneros literarios como la poesía ya que sirve para dar inicio a versos y rimas. La palabra anáfora tiene su origen en el griego anáfora y el latín anaphora que significan “repetición”.

Ejemplos de anafora

Ejemplos de anáfora:

Ejemplos de anáfora: Aquí estoy, aquí seguiré.

Ejemplos de anáfora: Amo lo que hablas y lo que dices, amo como te ríes, amo como te diviertes.

Ejemplos de anáfora: Corre, corre que nos deja el tren.

Ejemplos de anáfora: Mírala, mírala que hermosa está.

Ejemplos de anáfora: “Aquí fue Troya, aquí mi desdicha”

Ejemplos de anáfora: Canta, canta hay que estar alegre.

Ejemplos de anáfora: Vive la adversidad, vive la felicidad, vive la vida.

Ejemplos de anáfora:

“Temprano levantó la muerte el vuelo
temprano madrugó la madrugada
temprano estás rondando por el suelo
No perdono a la muerte enamorada
no perdono a la vida desatenta
no perdono a la tierra ni a la nada.” (Miguel Hernández)
Ejemplos de anáfora: Quién lo soñara, quien lo sintiera, quien se atreviera…
Ejemplos de anáfora:

“Mientras las ondas de la luz al beso
palpitaban encendidas;
mientras el sol las desgarradas nubes
del fuego y oro vista;
mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías;
mientras haya en el mundo primavera
¡Habrá poesía!” (Gustavo Adolfo Bécquer)
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *