Ejemplos de quiasmo

El quiasmo es una figura retórica que consiste en la repetición de términos iguales en una misma oración pero en un orden cruzado o invertido donde se respeta la simetría, el uso de esta figura permite darle un significado especial a la frase además de darle énfasis a la idea dado que la repetición de estas estructuras gramaticales generan una mayor impresión y se presta a que el lector u oyente reflexione acerca del mensaje transmitido.

El quiasmo es una forma de paralelismo que tiene la característica de repetir elementos mostrados en un orden opuesto que se puede asemejar a un reflejo, de esta forma se da un valor mayor a la idea principal, esta figura literaria es muy efectiva en el campo de la pedagogía y a la vez como elemento didáctico ya que permite analizar una situación desde un punto de vista muy distinto a lo común, se usa en muchos campos como es la política, la filosofía, la literatura y también en el argot popular por lo que también es frecuente verlo en chistes, refranes y en el sentido del humor cotidiano.

Ejemplos de quiasmo

Ejemplos de quiasmo:

Ejemplos de quiasmo: Cuando tenía dinero, no necesitaba nada… ahora que no tengo necesito todo.

Ejemplos de quiasmo: No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por él.

Ejemplos de quiasmo: Cuando trato de recordar no puedo, pero cuando recuerdo lo he hecho sin intentar.

Ejemplos de quiasmo: Muchos de los que viven merecen la muerte, muchos de los que mueren merecen vivir.

Ejemplos de quiasmo: Cuando quiero llorar, no puedo, pero muchas veces lloro sin querer.

Ejemplos de quiasmo: Ni son todos los que están, ni están todos los que son.

Ejemplos de hiperonimia

La hiperonimia es un término que en el idioma español se refiere a palabras que semánticamente tienen un vínculo con otras que tienen un significado más exacto, específico y que pueden ser reemplazadas por el hiperónimo, en este caso las palabras que cuentan con las características que abarca determinado término se denominan hipónimos. La relación entre los hiperónimos y los hipónimos es de carácter jerárquico ya que el segundo se considera como un término subordinado.

Para que se entienda mejor un ejemplo de la hiperonimia es el caso de la familia de los felinos, el término felinos es hiperónimo de gatos, tigres, leones, pumas y demás animales de esta familia siendo de esta manera hipónimos de “felinos”. La hiperonimia tiene un uso muy común en lo que se llama lexicografía por lo que los diccionarios son una fuente muy amplia de este tipo de términos, por otro lado se puede diferenciar de la sinonimia y antonimia por el hecho de que en la hiperonimia se establece una relación direccional y de jerarquía.

Ejemplos de hiperonimia

Ejemplos de hiperonimia:

Ejemplos de hiperonimia: Flor (rosa, clavel, tulipán, margarita, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Mamífero (perros, gatos, ratones, elefantes, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Embutido (salchicha, morcilla, jamón, paté, chorizo, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Deporte (fútbol, tenis, béisbol, voleibol, golf, baloncesto, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Centro comercial (tiendas, restaurantes, cafés, cines, zapaterías, joyerías, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Profesional (médico, ingeniero, abogado, arquitecto, programador, analista, psiquiatra, Etc.)

Ejemplos de hiperonimia: Cocina (Horno, sartén, platos, cuchillos, lavaplatos, microondas, Etc.)

Ejemplos de kinésica

La kinésica es un tipo de lenguaje que tiene como característica principal el no usar ningún tipo de medio oral o verbal para expresarse, es decir que se trata de un lenguaje basado totalmente en gestos, movimientos, percepción visual, auditiva o mediante el tacto, el lenguaje kinésico  hace uso de diversos tipos de expresiones corporales como puede ser la postura, sonrisa, miradas y movimientos similares los cuales transmiten un mensaje o expresan algún tipo de emoción, se trata de un tipo de lenguaje no verbal.

La kinésica no recurre al uso de expresiones orales sin embargo es un complemento del lenguaje oral. Este lenguaje también es considerado como una rama de la ciencia ya que es estudiado por médicos quienes se especializan en el análisis de las reacciones físicas de personas que sufren alguna enfermedad y es usado basándose en conceptos kinéticos o quinéticos para llegar a conclusiones sobre este tipo de lenguaje. Por otro lado es un recurso muy usado en el campo del arte y la actuación así como artistas gráficos para centrarse en la expresión de emociones de personajes mediante sus gestos y movimientos corporales.

Ejemplos de kinesica

Ejemplos de kinésica:

Ejemplos de kinésica: Un suspiro.

Ejemplos de kinésica: Pulgar arriba. (Denota positivismo, es una señal de que todo va muy bien)

Ejemplos de kinésica: Movimiento de la cabeza de arriba hacia abajo. (Expresión de afirmación)

Ejemplos de kinésica: Movimiento de la cabeza a los lados. (Expresa negación)

Ejemplos de kinésica: Guiño. (Es un gesto usado para expresar complicidad o también como coqueteo)

Ejemplos de kinésica: Agitar la mano. (Señal de despedida o saludo)

Ejemplos de kinésica: Señalar con el dedo a alguien. (Expresión de acusación o de estar hablando de la persona señalada)

Ejemplos de kinésica: Ceño fruncido. (Estar molesto o muy serio)

Ejemplos de kinésica: Respiro profundo. (Persona tratando de calmarse o relajarse)

Ejemplos de calambur

El calambur es un juego de palabras el cual consiste en la modificación del significado de una palabra o una frase agrupando sus sílabas de manera distinta, esta falsa separación y unión de sílabas generan una ambigüedad. El calambur es un término que procede del italiano que significa “bromear con la pluma” y se basa en la homonimia y paronimia para cambiar el significado de las palabras mediante esta reagrupación de sus unidades léxicas.

El calambur tiene el objetivo de ocultar los dobles significados y para ello se vale de propiedades semánticas como las mencionadas homonimia, paronimia y también se basa en la polisemia. Este recurso puede encontrarse con mayor frecuencia en las adivinanzas y juego de palabras, históricamente se cree que el calambur más famoso dentro de la literatura española es el que hizo Francisco de Quevedo a la reina Mariana de Austria a quien llamó coja (era coja en realidad) para lo cual tomó un clavel y una rosa del jardín por el que ella se encontraba caminando y se las dio diciendo: “Entre el clavel blanco y la rosa roja, su majestad escoja“, esto lo habría hecho por una apuesta en la que él afirmaba que podía hacerlo sin que ella se percate de lo que le decía en verdad.

Ejemplos de calambur

Ejemplos de calambur:

Ejemplos de calambur: “Este banco está ocupado por un padre y por un hijo, el padre se llama Juan y el hijo ya te lo he dicho“. (Esteban)

Ejemplos de calambur: Si yo viera. (Si lloviera)

Ejemplos de calambur: Si el rey ni muere, el reino muere.

Ejemplos de calambur: Aitor Tilla. (Hay Tortilla)

Ejemplos de calambur: ¿Por qué lavó la rueda? (¿Por qué la bola rueda?).

Ejemplos de calambur: Yo lo coloco y ella lo quita. (Yo loco, loco y ella loquita)

Ejemplos de calambur:  “Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no la sabes decir” (la tela)

Ejemplos de calambur: Mi comandante. (Mico mandante)

Ejemplos de sinécdoque

La sinécdoque es un tropo el cual cambia el significado de un término siendo el objetivo hacer referencia sobre la parte de algo como si se tratara de un todo o también haciendo mención al todo usando para ello la denominación de una de sus partes, se puede usar para describir un elemento inmaterial o físico. Los tropos son una herramienta retórica que le da un significado a un término que no resulta propio.

En este caso la sinécdoque recurre a diversos mecanismos para darle un significado a determinadas frases, una de las más frecuentes es el designar un fragmento de algo para hacer alusión al todo, un ejemplo de cómo se puede usar este recurso es el siguiente: “María cumplió quince primaveras” donde “primaveras” se usa para designar los años cumplidos ya que en esos quince años María ha cumplido quince primaveras, veranos, otoños e inviernos. La sinécdoque es un tropo que se expandió a partir del siglo XVIII y en la actualidad se pueden clasificar por tipos:

  • La parte del todo.
  • El todo por la parte.
  • Palabra más general por la más particular.
  • El género de la especie.
  • La especie por el género.
  • El singular por el plural.
  • El plural por el singular.
  • La materia por el objeto.
  • Lo abstracto por lo concreto.
  • El signo por la cosa representada.
  • La especie por el individuo.

Ejemplos de sinécdoque

Ejemplos de sinécdoque:

Ejemplos de sinécdoque: Ganarse el pan. (Ganarse la comida)

Ejemplos de sinécdoque: Mil almas. (Mil personas)

Ejemplos de sinécdoque: Mil cabezas de ganado. (Mil cabezas de res)

Ejemplos de sinécdoque: La corona de España. (El rey o la reina de España)

Ejemplos de sinécdoque: La humanidad oriental. (Los asiáticos)

Ejemplos de sinécdoque: Todo el mundo me pide prestado dinero. (Muchas personas)

Ejemplos de sinécdoque: La juventud está perdida. (Los jóvenes)

Ejemplos de sinécdoque: Lo he repetido mil veces. (Muchas veces)

Ejemplos de sinécdoque: El acero. (La espada)